Tiempo de Lectura: 1 Minuto

1- LA PREPARACIÓN, EN EL PORCHE

La mesa del porche es el espacio ideal para preparar las macetas y composiciones que después embellecerán el interior de la casa.

2- UNA COMPOSICIÓN DE JACINTOS

Por su tamaño, los bulbos (parecen una cebolla) son ideales para plantar en pequeños recipientes y presentarlos en solitario o en grupo.

3- DÓNDE COLOCARLAS

Entre dos ventanas, sin sol directo, es la mejor ubicación para las plantas aromáticas.

4- COMBINA MATERIALES

Fibras, tela y zinc destacan los matices del verde del perejil, el orégano y el perejil de limón. Detrás, coles en blanco y morado.

5- TOMILLO

No lo riegues en exceso y mezcla tierra, arena y compost para que crezca.

6- UN JUEGO DE ALTURAS

Una copa con una esbelta orquídea, un vaso con un jacinto y bulbos a punto de salir en una sopera. Combina flores y recipientes.

7- PLANTAS AROMÁTICAS EN LA COCINA, ÚTILES Y DECORATIVAS

Perejil, orégano, perejil de limón… Las aromáticas son ideales en la cocina: regalan un punto de frescura y, además, están donde se necesitan.

En macetas de fibras, cerámica o tela, quedarán muy decorativas.

“Para que duren más en la cocina, lo ideal es alejarlas del sol directo, así como de las fuentes de calor, como el horno y estufa. Son plantas que viven mejor en interior que en exterior.

Para mantener el perejil, riega una vez por semana y corta las hojas cuando amarilleen. Ten en cuenta que cuando riegues, el orégano, olerá.