Tiempo de Lectura: 6 minutos
imágenes: pixabay

En este artículo conocerás cuáles son los gastos innecesarios que te pueden impiden ahorrar y conseguir el inmueble que quieres.

Es muy posible que en algún momento de tu vida hayas pensado en ahorrar y conseguir el inmueble de tus sueños. Y también es muy posible que hayas dicho: “no tengo suficiente dinero para ahorrar”.

En TuPredio queremos decirte que sí lo tienes, lo que sucede es que estás incurriendo en gastos innecesarios que puedes evitar si utilizas las formas de ahorrar adecuadas.

Lo primero que debes hacer es identificar cuáles son los gastos que te empobrecen y que puedes eliminar o disminuir. A continuación encontrarás los 13 gastos innecesarios más comunes.

13 gastos innecesarios que acaban con tu dinero y te impiden ahorrar.

1. Cuenta de televisión por cable.

Este es uno de los gastos innecesarios más comunes, y desafortunadamente, lo llevamos en el ADN. Crecimos viendo televisión y estamos muy acostumbrados a hacerlo. Sin embargo, es un hábito que te está quitando mucho dinero.

Es claro que quieres tener momentos de descanso, por lo que puedes tomar el hábito de lectura como tu momento de esparcimiento. Pero si es absolutamente indispensable que veas televisión, una inscripción a Netflix puede ser una opción más económica.

2. Regalos costosos.

Es normal que a tus seres queridos les quieras regalar “lo mejor”, pero ten en cuenta que “lo mejor” no debe ser lo más costoso.

Lo ideal es buscar el regalo con anticipación, para que puedas tener muchas más alternativas y buscar regalos más económicos. No dejes que llegue el día, porque tus opciones serán mucho más limitadas.

3. Pagar precios completos.

No necesitas comprar ropa de última colección, ni tampoco debes tener el último celular. ¡No pagues de más solo por estar a la moda! Si tienes paciencia unos meses, puedes conseguir los mismos productos a mejor precio.

También puedes buscar cupones de descuento o investigar cuál proveedor ofrece descuentos sobre el producto que estás buscando.

4. Seguros innecesarios.

Añadido a muchos servicios bancarios vienen seguros que tal vez no necesites y que sí te están quitando dinero.

También debes tener en cuenta que puedes tener un seguro que cubra muchas necesidades al tiempo; así que no tiene sentido que estés pagando 2 o más seguros que te cubran por lo mismo.

5. Membresías costosas de gimnasio.

Gracias a los propósitos de año nuevo, muchas personas pagan membresías de todo un año. Desafortunadamente, no tienen la disciplina suficiente para ser constantes y aprovechar su dinero. Y es ahí cuando se vuelve uno de los gastos innecesarios más comunes.

Nuestra sugerencia es que antes de pagar todo un año, hagas las pruebas con unos meses. Además, antes de entrar al gimnasio más costoso, investiga muy bien en otros gimnasios. De seguro encontrarás uno más económico que te dé las mismas prestaciones.

6. Cigarrillos y cigarrillos electrónicos.

El cigarrillo es uno de los gastos innecesarios más difíciles de identificar. Pero está ahí. De cajetilla en cajetilla, estás dejando de ahorrar dinero que puedes utilizar para algo mejor.

En el mejor de los casos, deja ese vicio; pero como es más fácil solo decirlo que hacerlo, intenta disminuir el consumo poco a poco. ¡Ponte metas y cúmplelas!

7. Intereses de tarjetas de crédito.

Debes ser muy cuidadoso con el uso de tu tarjeta de crédito. De hecho uno de los consejos financieros de Dave Ramsey es no utilizarlas.

En nuestra opinión, está bien utilizarlas para aprovechar algunas de sus ventajas, como programas de puntos y descuentos. Pero hacer las compras siempre a una cuota. De esta forma no pagarás más dinero por los productos que adquieres.

Puedes estar pensando que los intereses no son significativos si la compra se hace en 2 o 3 cuotas, y en parte tienes razón. La cuestión es que en la medida que empieces a “darte permiso” de hacer las compras a más cuotas, es más probable que no lleves un control riguroso de tus gastos. Y cuando te des cuenta, la sumatoria de los intereses pasa a ser importante.

8. Cuentas de celular y planes de datos.

Revisa muy bien cuánto estás pagando por tu plan de celular y qué estás obteniendo a cambio. Después haz 2 cosas:

  1. Analiza si en realidad necesitas esa cantidad de minutos, datos y mensajes de texto.
  2. Investiga los precios en otros operadores, siempre existe la posibilidad de hacer portabilidad con tu mismo número.

Si te das cuenta que puedes vivir con menos gigas de navegación y que otro operador te ofrece el servicio más económico, puedes ahorrar dinero.

9. Salir a comer y pedir domicilios.

Sabemos lo bueno que es pedir a domicilio la comida que más te gusta. Saber que no tienes que levantarte y cocinar. Simplemente debes esperar a probar eso que tanto quieres…Lo sabemos.

Pero también sabemos que es uno de los gastos innecesarios que más acaban nuestro bolsillo; al igual que salir a comer.

Nuestra recomendación es que lo hagas solo cuando sean ocasiones especiales. De resto, haz un esfuerzo extra por cocinar en casa. Aparte de salir más económico, comes más saludable.

10. Comprar productos de marca.

En nuestra opinión, este es el pecado que más comete la mayoría. Pasa mucho con la ropa, por ejemplo.

Si estás buscando ropa para ir al gym, no hace falta que toda sea adidas, Nike ni Under Armour; hay muchas otras marcas que te ofrecen prácticamente lo mismo y a un precio mucho menor.

Si quieres evitar gastos innecesarios, investiga en tiendas oulet si deseas esas marcas, o investiga reviews y costos de otras; y con esa información puedes tomar una decisión mucho mejor.

11. Pagar a terceros por arreglos simples.

No sé si te pasa, pero en nuestro caso, nos gusta investigar y aprender a hacer las cosas. En Youtube y diferentes blogs se consigue casi todo lo que necesitas. De esta forma ahorras dinero y aprendes.

Claro está, que hay cosas que no nos atrevemos a hacer por temor a que el remedio salga más caro que la enfermedad. Por ejemplo, hace un tiempo dejó de funcionar un televisor LED, sonaba pero la pantalla estaba totalmente oscura.

Estuvimos tentado a abrirlo y ver qué pasaba. Por fortuna, optamos por llamar a un técnico para que hiciera la revisión. Cuando vimos todo lo que tenía que hacer y el cuidado que tuvo para hacerlo; agradecimos no ser obstinados, hacerlo nosotros y dañarlo más.

Este consejo, es para arreglos más simples. Donde te puedes ahorrar un dinero sin ningún problema.

12. Cafés “ocasionales”.

Si eres de los que siempre se compra “un cafecito” o un tinto cuando sales de casa, haz las cuentas de cuánto estás gastando al mes; puede que te sorprendas.

Como es un gasto “pequeño” tendemos a ignorarlo, pero eso no implica que no afecte nuestra economía.

Si en realidad no aguantas la necesidad de tomarlo, llévalo desde casa. Puedes conseguir un recipiente que conserve el calor, y a la final ahorrarás mucho dinero.

13. Desechar productos que recién vencieron.

Este consejo no es para que consumas comida podrida. Simplemente para que seas un poco más laxo con las fechas de vencimiento de los productos, en algunos casos.

Por ejemplo con la comida que está en el congelador. Al estar a bajas temperaturas la comida se conserva por mucho más tiempo; así que no debes ser taaan estricto con las fechas de vencimiento.

O por ejemplo tienes algo que venció el día anterior. No lo deseches. Consúmelo rápido. Si está bien conservado no habrá problema.

También debes tener en cuenta que en algunos producto dice “fecha de vencimiento” y en otros dice “consumir preferiblemente antes de”. Esto implica que después de la fecha que indica, el producto puede perder algunas propiedades o características en su apariencia o sabor; mas no implica que no lo puedas consumir.

Conclusión.

Muchos gastos innecesarios pasan desapercibidos porque son bajos y se escabullen entre gastos más elevados. Sin embargo, eso no significa que no sean graves para nuestra economía.

Por eso es importante que los elimines y aprendas cómo ahorrar. Esperamos que esta información te sea de gran ayuda.

Y recuerda, si estás realmente interesado en arrendar o comprar tu próximo inmueble, ya verás que mejorando tus hábitos de ahorro, será posible más fácilmente.