Tiempo de Lectura: 3 minutos

Especial Fin de Año.– Unos las seguirán al pie de la letra. Otros reirán ante las extravagancias. Lo cierto es que no faltarán las supersticiones de fin de año en las celebraciones latinoamericanas.

Entre las supersticiones de fin de año se encuentra de todo: Vestirse con ropa nueva, bañarse en el mar o en un río, comer en abundancia; todo forma parte de las tradiciones para despedir el año y dar la bienvenida al próximo.

Son pequeños rituales que muchos seguirán, inclusos hasta los que se declaran agnósticos o escépticos.

También puedes leer: Tradiciones navideñas en latinoamérica.

7 supersticiones de fin de año comunes en nuestras fiestas

1. Las 12 uvas

Una costumbre española muy extendida en casi todos los países de nuestra América Latina. Las 12 uvas quizás son de las supersticiones de fin de año más comunes para despedir la Nochevieja y dar la bienvenida al Año Nuevo.

Se come una uva por cada mes del año al compás de las 12 campanadas que suenan para despedir el año. Algunos piden un deseo por uva, pero hay que tener claros cuáles son esos deseos porque no hay mucho tiempo para pensarlos.

2. Las copas del brindis

Entre las supersticiones de fin de año se encuentra brindar con copas nuevas para atraer la buena suerte. Cuentan los creyentes que esas mismas copas deben usarse durante todo el año siguiente hasta las próximas navidades.

Para otros, no es importante tanto si la copa es nueva o no. Lo que sí es fundamental es que al hacer el brindis haya un diamante o un anillo de oro en el interior. ¿Qué detalle, no te parece?

3. Limpiar y sacar las malas energías

Los que creen en que hay energías buenas y malas aseguran que hay que “limpiar” el ambiente antes de que arribe el Nuevo Año. Es una de las supersticiones de fin de año más comunes en los países latinoamericanos.

En México y Honduras barren concienzudamente de adentro hacia afuera y sacan la suciedad fuera de la casa. Así se elimina lo malo que trajo el año que culmina. Algunos hasta desecharán las escobas.

En Cuba y Uruguay, lanzan un balde (o hasta un manguerazo) de agua hacia la calle con el mismo propósito de limpiar lo malo.

En Cuba, salir a la calle después de la medianoche puede traducirse en recibir un baño no deseado. Mientras que en Uruguay, el baño ocurre el último día laborable del año.

En Colombia, escribirán experiencias negativas en pequeños papeles que luego son quemados. En cambio, en Venezuela, esta tradición se invierte, se escriben deseos para el próximo año, los
cuales se queman el 21 de diciembre.

4. Quema de muñeco o monigote o año viejo

Esta práctica es común en Panamá, Perú, Colombia, Ecuador y Venezuela. Se elabora un muñeco con paja y pólvora. Generalmente representa a personajes públicos que han impactado negativamente en la vida de la gente, durante el año que termina.

Los muñecos son quemados a la medianoche del 31 de diciembre, como una forma de exorcizar la influencia de estos personajes en la vida del país y de que se borren sus recuerdos.

5. El color de la ropa interior sí importa

En Venezuela y Colombia se acostumbra a vestir ropa interior amarilla para la buena suerte. En Perú, si lo que se quiere es buena fortuna se usa de color amarillo, pero si lo que se busca es amor, la ropa interior debe ser de color rojo.

También están los que se ponen la ropa interior al revés y pasada la medianoche, se la cambian y se la colocan al derecho.

En Costa Rica, agregan color verde para atraer dinero. En Argentina, prefieren el rosa. En República Dominicana vestirán a los niños de amarillo el 1ro de enero.

6. Granos y cereales en señal de abundancia

Lentejas, arroz o frijoles formarán parte de la mesa latinoamericana como una de las supersticiones de fin de año.

En Cuba y República Dominicana prefieren arroz con frijoles. En Chile y Venezuela optan por las lentejas. En Guatemala, cualquiera de los tres debe estar presente. Lo importante es comerlos para que no falte la abundancia en la mesa al siguiente año.

Otros más bien guardarán un puñado de lentejas que lanzarán al aire después de la medianoche.

7. Agarra tu maleta y viaja

Si lo que quieres es viajar en 2020, saca las maletas y da una vuelta por toda la casa o a la manzana de tu edificio. Otros tomarán una maleta y se subirán a una silla.

Lo cierto es que la maleta está dentro de las supersticiones de fin de año que se practican en Venezuela, Colombia, Chile, Perú, Bolivia, Paraguay y México.

Hay quienes afirman que es el ritual perfecto para augurar viajes y aventuras.