Tiempo de Lectura: 2 minutos
Foto original portada: Foto: BigStock

La pandemia por el covid-19 cambió muchas de las dinámicas que como seres humanos teníamos en el mundo, entre ellas las relacionadas con restaurantes, hotelería, trabajo y educación.

En ese sentido, los tradicionales aguinaldos, aquellos juegos entrañables que siempre han hecho parte de los diciembres, también han debido reinventarse y evolucionar a un modelo que implique tener en cuenta el distanciamiento físico y las normas de bioseguridad. Sin embargo, eso no quiere decir que dejen de ser divertidos y que resulten en una oportunidad para seguir compartiendo con las personas que más queremos.

Sí y no

El sí y no es uno de los juegos de aguinaldos más tradicionales en Colombia y consiste en que los jugadores no pueden mencionar las palabras sí o no, dependiendo de la que se seleccione. 

En la nueva normalidad, una idea sería reunirse con los familiares por alguna plataforma de videoconferencia y empezar a hacer varias preguntas para que el otro caiga y diga alguna de las palabras sí o no. Otra idea puede ser realizar lo mismo pero utilizando el chat y por ahí jugar en los grupos familiares o de amigos.

Y recuerde, si el otro cae, no olvide decir: ¡Mis aguinaldos!

Dar y no recibir

Para este tradicional y divertido aguinaldo, que consiste en entregarle a una persona un objeto y si esta lo recibe pierde, una propuesta para realizarlo en medio de la pandemia puede ser dar el saludo y si la otra persona responde saludando entonces se declara ¡Mis aguinaldos!

Así, se puede implementar mientras estamos en la presencia de otros, guardando el distanciamiento.

Tiento o tentado

Este aguinaldo consiste en sorprender a la otra persona tocándolo con una palmadita en la espalda. Sin embargo, una propuesta puede ser enviarle un mensaje y si no responde en los siguientes dos minutos (puede variar según acuerdo entre los jugadores), el emisor puede declarar mis aguinaldos.

¿Qué se gana?

El premio la apuesta pueden ser acumulativos según se acuerde entre los jugadores.

Por ejemplo, luego de caer cinco veces en alguno de los aguinaldos, se puede establecer un premio como enviar un pequeño detalle al ganador.

Fuente: ElTiempo